martes, 26 de enero de 2016

Enseñar inglés a los niños. Algunos consejos para padres.

A principios de noviembre María de SoloIdiomas se ofreció a enviarme un artículo con algunos consejos para enseñar inglés a los niños en casa. Acepté y me lo envió. Desde aquí le pido disculpas por no haberlo publicado antes.
Owl, Animal, Bird, Funny, Family, Father
¡Ahí va el artículo! Espero que sea útil.
Algunos padres prefieren enseñar a sus niños un inglés básico antes de comenzar a asistir a la escuela primaria para facilitar el futuro estudio de ese idioma. 
A continuación los profesores de SoloIdiomas comparten sus consejos para los padres que desean hacer esta práctica.
Como todos sabemos, a los niños pequeños les encanta muchísimo jugar, y en esta edad viven en estado de juego casi siempre. Así que, para hacer el material de aprendizaje más accesible al niño, hay que presentarlo en forma de un juego. Sin embargo, tienes que seguir algunas reglas que son bastante sencillas pero influyen mucho en la eficacia del aprendizaje. Vamos a comentarlas:
1) Hay que halagar a los niños sinceramente por sus éxitos, especialmente en las primeras etapas de aprendizaje del inglés pero hay que tener cuidado, es decir, siempre hay que saber la medida de los comentarios positivos.

2) En ningún caso el aprendizaje tiene que ser forzado. Mantener el interés que le surgió al niño es una tarea bastante complicada, ya que puede desaparecer muy fácilmente si los padres son demasiado persistentes y dedican muchas horas a las clases de inglés.

3) Durante la formación del niño es necesario omitir cualquier sugerencia sobre la respuesta correcta a la hora que realizan tareas. De esta manera el niño siempre la esperará y nunca estará seguro de sí mismo.

4) Los padres no deben hacer comentarios desagradables a la hora de aprender un idioma con el niño. Сualquiera expresión de emociones negativas puede tener un perjudicial impacto en la confianza de los pequeños y en sus conocimientos.

5)  Es necesario repartir la cantidad de nueva información y enseñar las palabras nuevas en pequeñas “porciones”. Es decir, la cantidad de palabras desconocidas no debe superar 15-20 al día, como puede ser explicado con el siguiente ejemplo. Para ello es necesario recordar como un niño pequeño come: si le das una pequeña porción de comida, él se la comerá de inmediato, y podrá pedir más. Y si le ofreces una gran cantidad, puede negarse a comer en absoluto, ya que pensará que no podrá ingerir tal volumen de los alimentos.
Family, Protection, Hands, Home

6) Siempre es oportuno dar un toque de creatividad a los materiales en el aprendizaje del inglés. Por ejemplo, crea un alfabeto con animales, una cosa que les causa mucho interés a los niños, pero existen excepciones cuando a los pequeños no les interesan, qué hacemos al respecto? En vez de animales podrías dibujar las cosas que tu niño usa en la vida diaria, algunas que están en su habitación y enlazarlas a la letra correspondiente. Al haberlas aprendido, tu pequeño ampliará su vocabulario con las palabras necesarias para contar sobre su rutina diaria.

7) Otro truco más que puedes emplear para compaginar el juego con la enseñanza es método del “juguete extranjero”. Escoge un juguete nuevo y dile a tu pequeño que éste entiende sólo inglés. De esta manera tu pequeño tendrá que hablarle en inglés y así practicar un poco su fluidez. Es mejor empezar con una simple presentación y conforme avance en el aprendizaje hacer pequeñas sesiones de 15-20 minutos con el juguete.
8) El aprendizaje será mucho más atractivo si se implican en proceso de aprendizaje varios personajes de cuentos de hadas. Por ejemplo, lee a tu hijo un cuento en Inglés de una fábula conocida por él: tu pequeño recordará mucho y si el libro lleva imágenes de calidad, esto le ayudará a memorizar palabras al hacer asociaciones.
9) Recuerda una simple regla: siempre tienes que ir desde lo simple a lo complejo. En las primeras etapas esta trayectoria es importantísima. El exceso de la información nueva o el vocabulario demasiado difícil pueden confundir a un pequeño alumno hasta quitarle el deseo de estudiar. Si se estudia un tema complicado sería mejor empezar por las palabras fáciles para que el niño se sienta cómodo y seguro. Explica la gramática con palabras conocidas en las oraciones.
Por lo tanto, si quieres que tu niño crezca y se desarrolle completamente, tendrás que poner el mayor conocimiento en su mente desde los primeros años. Sin embargo, recuerda que el aprendizaje debe ser un juego diario, no un deber diario.

Posts relacionados:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios me animan a continuar compartiendo. Gracias.